lunes, 2 de junio de 2014

EL REY DON JUAN CARLOS I, ABDICA.


"HOY MERECE PASAR A LA PRIMERA LINEA UNA GENERACIÓN MÁS JOVEN"
Esta frase pronunciada por el Rey en el video que sobre las 13 horas todas las televisiones  han emitido, con referencia a su abdicación, pienso que deja patente, incluso en sus últimos momentos como monarca español, la idea clara hacia donde debe de ir  la nueva política que debe regir en este país para salir de la crisis. Caras nuevas, nuevas ideas, nuevos proyectos, para un futuro real y no cubierto de sombras, mentiras, especulaciones y estafas.
Ha hecho un breve resumen, en cuatro palabras sobres sus casi cuatro décadas como soberano y no sólo ha dado las gracias a todos, sino que ha hecho mención especial de gratitud hacia la reina que siempre le ha ayudado y apoyado.

Curiosamente, sus palabras ya tan conocidas en él, en los discursos  “Me llena de orgullo y satisfacción” Hoy han sido cambiadas por “Me llena de orgullo y gratitud” palabra esta última que ha repetido en varias ocasiones, pues él, como tantas veces ha dicho a lo largo de estos casi cuarenta años, se sentía orgulloso del pueblo español, y agradecido por la respuesta de la gran mayoría de los ciudadanos.

Las redes sociales, desde que esta mañana saltó la noticia con esa foto entre el rey y el presidente del gobierno, ha servido de muchas críticas, ironías y  vítores por dicha decisión. No seamos ingratos y no olvidemos, que la figura de Don Juan Carlos, ha sido imprescindible en este país,  primero para el paso de una dictadura a una democracia, segundo para la consolidación de la misma cuando el frustrado golpe de estado y en otras ocasiones claves. También tenemos que tener en cuenta la figura de la reina, un ejemplo de respeto, moderación y sobre todo solidaria con muchas causas.

Claro está que no todo ha sido bueno, ni acertadas las decisiones, palabras o hechos. Pues son humanos y aunque deben cuidar mucho las formas por el puesto que ocupan en la sociedad, errores los cometen todos, y como decía el dicho “El que esté libre de pecado, que tire la primera piedra”

Ahora se debate si debería existir una continuidad monárquica con Felipe, que si no me equivoco se le nombraría como Felipe VI o por el contrario dar paso a una república, que tanta gente pide, pues  consideran que los tiempos de los monarcas, al menos en España, han pasado a mejor vida. Este tema será comentario de otra reseña, si así lo creo necesario.

Desde estas líneas, lo que quiero dejar constancia, es que no soy monárquico, nunca he creído en los reyes, salvo en los de Oriente, cuando era un niño. Siempre he pensado que ninguna familia, por mucho poder que tengan  o por esa supuesta sangre especial que determina a un rey, es más que otra y por lo tanto siempre abogaré por la igualdad entre todos. Tampoco me considero republicano, porque en realidad aunque hablan de libertad, nunca existe una libertad real, cuando el poder está en manos de unos hombres y mujeres, por mucho que hablen de libertad y apertura hacia el pueblo.

Para finalizar, dar las gracias a SSMM los Reyes de España por esas casi cuatro décadas, con errores, pero pienso que mayores aciertos, y que la sucesión, que así será, sirva para que España se llene de energía joven y con ganas de trabajar y luchar para salir adelante.
 

1 comentario:

  1. El otro día te critiqué, hoy aplaudo tu artículo

    ResponderEliminar