martes, 14 de abril de 2015

CRÓNICA DE "MANADA" EL ÚLTIMO ACTO ÍNTIMO DE SANTI SENSO


¿Qué es Manada? Manada eres tú.

 Esta es la primera frase que se me ocurrió mientras vivía la función. Sí, vivir la representación, porque en los actos íntimos de Santi Senso no sólo se disfruta de la interpretación de unos actores con un determinado texto, en los actos íntimos de Santi se viven en propia carne, o tal vez debería decir, en nuestra propia alma, ese alma que se puede sentir violada por las sensaciones que experimenta y puede poner al descubierto, pero que Santi domina a la perfección para atraparte y no ahogarte.

Manada es sin duda una obra dura, absorbente, obsesiva, desconcertante, claustrofóbica, reflexiva  y como todos sus actos, reveladora.

En esta ocasión se ha rodeado de un grupo de actores donde cada uno muestra uno de sus actos íntimos y donde las expresiones corporales en muchas ocasiones, se anteponen a la palabra.

Partiendo del  texto “Pedro y el Capitán” de Mario Benedetti, Santi se hace algunas preguntas. ¿Qué pasaría si la víctima se quedase sin su verdugo? ¿Qué haría el torturador sin su preso? Y la obra responde con toda crudeza. No hay mayor torturador que uno mismo. Son nuestros miedos, inseguridades, complejos, frustraciones, deseos de alcanzar metas a las que tal vez no estemos destinados, los que nos convierten en víctimas miserables, en lobos, hienas y chacales que pululan por el mundo sin darse cuenta de su verdadero potencial, pues están sumergidos en un pozo de oscuridad que no les deja ver la verdad. Oscuridad latente y visible, actor y visitante en toda la obra, donde el espectador participa en esa “invasión” que motiva el espacio en que se desarrolla la función.
 
El elenco de actores (Ismarú Góngora, Inca Princess, Lya Serrano, Diego Martínez, Lidia Méndez, Goyo de Pacheco, Aitana Torrero, Esther Sererols, Carlos Munera, Liber Pozo, Citlali y Amalia G.) Todos excepcionales, magníficos y donde desnudan su alma para hacer partícipe de ello al resto de la Manada, de esa Manada en la cual tú, de una forma u otra, estás incluido.

El vestuario de Fede Pouso correctísimo y la música de Pablo Gómez Suárez y Eva Kurli: Te azota, te inmoviliza, te perturba, te provoca en todo el contexto y transcurso de la obra.

Santi Senso dirige con batuta firme, a modo de foco, esta dramaturgia que cala en lo más profundo del… Dejo los puntos suspensivos, pues a él no le gusta llamar espectadores a quienes asisten a uno de sus actos íntimos, salvo aquellos que tras terminar la función se van, sin disfrutar de una de las partes más importantes, como si del epílogo se tratara, que es el después, donde los actores, director y todo el equipo, se sientan junto a los… y conversan durante un tiempo.

No tenía el placer de conocer el Teatro Biribó. Mis felicitaciones también a ellos por poseer un espacio escénico como el que regentan y me repetiré hasta la saciedad, espacios donde el espectador se siente actor y como hoy dijo una de las actrices, ella se había sentido más espectadora. Felicidades por esas grandes apuestas. 

OBRA MUY RECOMENTABLE PARA LOS AMANTES DEL TEATRO y SOBRE TODO, PARA QUIENES DESEAN DE VERDAD EXPLORAR EMOCIONES.

 La obra se representa en:

TEATRO BIRIBÓ

C/ PASEO DE LA ESPERANZA 16  (Metro Acacias)

Reservas de entradas en: 663 496 991


LAS PRÓXIMAS FUNCIONES TENDRÁN LUGAR: LOS VIERNES: 10, 17 Y 24 de Abril a las 21 Horas.

2 comentarios:

  1. ¿Y esta vez no desnudan sus cuerpos?

    ResponderEliminar
  2. No, desnudan algo más importante, peligroso y atrevido: Sus almas.

    ResponderEliminar