viernes, 8 de abril de 2016

ENTREVISTA A: LEÓN DISTEL (FERIANTE, CREADOR DE ILUSIONES)

LEÓN DISTEL

J.S.- Hoy voy a entrevistar a una persona muy especial y es que el destino es muy juguetón, como siempre afirmo a todo el mundo, y en esta ocasión lo ha sido, aunque el protagonista de la entrevista, puso mucho de su parte.
El personaje de hoy nació en Brasilia y fue criado en París. Tiene 30 años y desde muy joven un gran amante de las atracciones de feria, su actual profesión, con la que se siente feliz y completo.
León Distel, bienvenido a mi blog, que es el tuyo también a partir de hoy. Empezaba diciendo que naciste en Brasilia. ¿Qué recuerdas de tu infancia?

L.D.- De Brasilia no tengo recuerdos, fui criado en Paris en el ambiente de la feria, es un círculo muy cerrado donde todos nos conocíamos. También pasaba temporadas en Múnich donde vive mi padre actualmente.

J.S.- Eres hijo de madre francesa  y de padre brasileño. Esa mezcla de sangre tan dispar… – Sonrisas – ¿De qué forma se experimenta en tu ser?

L.D.- Bueno, ser mulato y mestizo te hace ver las culturas de manera diferente y no tener prejuicios raciales ni sexuales – Risas.

J.S.- Hay tres temas  favoritos en las preguntas personales y son: la familia, la amistad y el amor. Nos centraremos en la primera, la familia. En tu caso resulta muy curioso, pues tu familia paterna vive en Alemania y la materna en Francia. ¿Cómo vives esta separación entre dos países tan distintos?

L.D.- Es mi pan de cada día, durante 11 meses al año voy alternando entre esos dos países, la pena es no poder venir a España a trabajar. Sólo vengo a buscar a Chuky – Risas.

J.S.- La amistad, un lazo a mi modo sagrado y más a medida que nos hacemos mayores. Debido a tu profesión, de la que enseguida hablaremos. ¿Cómo se fomentan los lazos de amistad, viajando de una ciudad a otra?
DISTEL, PISTA DE AUTOS DE CHOQUE

L.D.- Con la gente de la feria. Ahora que tengo pareja estable empiezo a tener amigos fuera del ambiente de la feria, pero es difícil por la vida errante que llevamos.

J.S.- Esta pregunta sé que te va a gustar en especial y por ello te haré dos en relación al mismo tema. Primero ¿Cuál es tu concepto sobre el amor?

L.D.- ¿Ahora mismo? Una locuraaaaaa, tu ya sabes porqué, un tipo llamado Javier se dedicó a tirar flechas cual Cupido, no sé si lo conocerás – Risas

J.S.- Sí lo conozco bien, creo – Risas cómplices – Que estás enamorado se percibe – Nuevas risas – Muy enamorado de alguien especial y yo me siento un privilegiado de que sin conocerme de nada, me contaras tu historia, de cómo te fijaste en él y… ¿Creíste alguna vez que llegaría a ser su pareja?

L.D.- Para nada, además se lo quité a un conocido que era feriante – Carcajadas –, pero enseguida vi que era alguien especial que no tenía que dejarlo marchar. Tú lo conoces, mi Chuky esta bastante bien, pero tiene una personalidad y unos ojos que cuando me miraron por primera vez sentí que no había nadie más en el mundo, y me dije: Este es para mí. Somos muy diferentes, él aprende de mí y yo aprendo de él. También te digo que fuimos “piano, piano” ya que los dos veníamos de divorcios conflictivos y cuando te dañan el corazón, tienes que estar muy seguro de dar el paso.

J.S.- Curiosamente tú que siempre te has movido entre Francia y Alemania, estudias Mecánica Industrial en Barcelona ¿Cuál fue el motivo que te trajo a nuestro país a estudiar?

L.D.- Mi tía paterna vive en Barcelona y por mi trabajo debía aprender mecánica y una de las mejores universidades está en Barcelona.
MANENIÉNDOME EN FORMA

J.S.- Pero en la sangre llevabas una profesión que ya tus abuelos ejercían en Alemania, el mundo de la feria y de las atracciones – Sonríe – Siempre has dicho que tienes la mejor profesión del mundo, porque llevas alegría a los demás. ¿Cómo es la vida de un feriante?

L.D.- Es agotadora, tiene que gustarte mucho este mundo, pero es como una droga que te hipnotiza, las luces, la música, esa mezcla de olor a algodón de azúcar  y el hierro caliente; montar en un día toda una ciudad en un descampado… Para mí no hay nada mejor.

J.S.- Hasta hace no mucho poseías una pista de coches de choque llamada Distel, en la actualidad eres propietario de dos, a la segunda la has llamado Diamond. Sé que hay una historia detrás de esa segunda adquisición. ¿Se la quieres contar a los lectores?

L.D.- Diamond (diamante) es el nombre original y era una de mis competidoras en las ferias, pero como ya se por donde vas, te lo voy a contar – Risa pícara – La compré para que mi pareja me dejara en paz en mi pista Distel y que no molestara… Es broma – Risas –  La adquirí pensando en el futuro y que podamos vivir del negocio, es muy complicado llevar una pista, pero si tienes ayuda puedes llevar dos perfectamente.


SALÓN DE MI CASA SOBRE RUEDAS
J.S.- Tu trabajo está entre Francia y Alemania, recorriendo las más importantes ferias, llevando sobre ruedas la casa, como si de un caracol moderno se tratara – Risas - ¿Qué diferencia existe entre una casa rodante y una estable?

L.D.- No le veo diferencia. Todo depende de la vivienda, se puede tener un hogar perfectamente con o sin ruedas.

J.S.- Pero como todos, también tienes un domicilio físico y está en Permiñán, una preciosa ciudad al sudeste de Francia. ¿Cuánto tiempo pasas en ese hogar?

DETALLE DE LA HABITACIÓN PRINCIPAL
L.D.- Apenas un mes entero que suele ser Octubre, pero aprovecho para hacer reparaciones, pintar, cambiar luces. Aunque el octubre del 2015, he sido malo y he viajado bastante a Barcelona.

J.S.- Recuerdo que de niño en mi ciudad natal, Torrelavega, durante sus fiestas patronales, me encantaba acercarme al recinto ferial a ver como instalaban cada atracción. Era admirable observar como todos aquellos “hierros” formaban la atracción en la que después todos íbamos a montar y disfrutar, pero hay una cuestión que todos nos hemos planteado, alguna vez: La seguridad. ¿Qué margen de error existe en una atracción, en cuanto a la seguridad?

L.D.- Depende de la atracción, las pistas por regla general son seguras y no afectan los fallos mecánicos, simplemente se paran los coches y no hay peligro; en cuanto a las demás atracciones mecánicas hay que tener en cuenta que deben pasar por lo menos dos inspecciones de seguridad cada vez que cambias de ciudad, una te la hace el seguro y la otra el ayuntamiento y como no esté todo perfecto, no te dan permiso para abrir, así que la gente debe ir tranquila y montarse, porque nos dejamos una pasta en inspecciones – Sonrisa.
TRABAJANDO EN LA PISTA

J.S.- ¿Cuál es el horario de  un feriante y cómo distribuye el resto del día?

L.D.- Normalmente es de 5 de la tarde hasta las 10 de la noche, excepto el día principal que puedes abrir a las 12 del mediodía y cerrar a las 4 de la madrugada, depende de la gente o de que tu novio se vuelva loco poniendo música y le den las 6 de la mañana – Nuevas carcajadas y es que León siempre tiene una gran sonrisa en la boca – El tiempo libre que te queda lo aprovechas para hacer deporte, estar con tu pareja y claro para visitar las ciudades donde estás. Sería un pecado no ver los monumentos de las ciudades donde vas.

J.S.- Ofrécenos alguna anécdota divertida que te haya sucedido durante estos años y alguna no tan grata.

L.D.- La menos grata fue hace unos años cuando el voltage de la pista era más potente y se incendió el toldo de la atracción. Se calentó demasiado la tela metálica que la cubría y que es por donde se surten de  energía los coches y se prendió, pero ahora los grupos electrógenos son más modernos y puedes tocar perfectamente, Es tela metálica que no pasa nada.
Y la divertida.  Pues como no, el señor Chuky disparando constantemente las maquinas de humo, poner Camela en Múnich. Siempre abre sesión con la canción de “Los desgraciaus – Coches de choque”, son demasiadas como para contarlas – Esboza una sonrisa – Recuerdo una vez se me coló una película porno en un plasma que tengo en la parte de afuera de la taquilla, donde normalmente pongo videoclips de música. Me quise morir de la vergüenza – Se ríe con timidez.
Tambien la pista Diamond  fue bendecida con cura metodista y misa incluida, en lugar de bancos, nos sentamos en los coches.

J.S.- ¿Cómo se consigue una plaza en una feria?

L.D.- Depende de cada país, o por subasta o por antigüedad.
ENTRENANDO EN EL GIMNASIO

J.S.- Entre esas actividades está el deporte y en particular el culturismo. ¿Qué encuentras y que te aporta, además de musculatura dicho deporte?

L.D.- Sinceramente me aporta fuerza, también es un vicio por que tu cuerpo cambia y claro, prefieres moldearlo para que se vea bien, pero en mi caso es para estar sano y fuerte por mi trabajo. Una vez participé en un concurso de culturismo, pero la verdad no es lo mío, demasiado sacrificio y tener que renunciar a la vida que llevo.

J.S.- Hablas perfectamente: Francés, castellano, Alemán y Portugués. ¿Tienes facilidad para los idiomas o ha sido debido a tantos viajes y destinos?

L.D.- Perfectamente no los hablo, tengo un acento muy pronunciado cuando hablo en español, intento escribirlos bien, además ahora me están enseñando catalán – risas.

J.S.-  Ya me imagino quién – Y los dos nos carcajeamos – Y para terminar, te dejo escuchando esa música de los Iron Maiden o de Scorpions que tanto te gusta y te hago la pregunta que nunca puede faltar. ¿Qué te hubiera gustado que te preguntara y no he hecho?

L.D.- Nada en concreto, la verdad he estado muy a gusto contestando tus preguntas y espero que quien lea esta entrevista, cambie la forma de ver a los feriantes y también como no, que cambie la visión de los musculitos, no todos nos dedicamos a menear el culo en los pódiums de las discotecas.
Por cierto, quiero mandar un saludo a todos los que se hacen Facebooks y otras redes sociales con mis fotos – Risas –, pero seguro que algún día escribirás de ese tema en tú blog y los pondras a caldo.
Te deseo toda clase de éxitos en el futuro y tenemos pendiente un buen choque en las pistas, pero de frente no que está prohibido.
Un abrazo mío y de Chuky, a ti en especial y a los lectores de tu blog.

J.S.- Sobre el tema de abrirse perfiles en redes sociales con fotos de otras personas, la verdad resulta lamentable que exista esa falta de personalidad, pero está sucediendo mucho, desgraciadamente. Por otra parte, ya sabes el coche de choque que me gusta, creo que fue tu última adquisición, en él quiero montar y disfrutar como lo hacía hace años, en mi ciudad natal. Un fuerte abrazo para los dos.

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario