viernes, 3 de marzo de 2017

LA CHICA DESCONOCIDA: CRÍTICA DE CINE

         
           La chica desconocida, es el nuevo trabajo en la dirección y con guion propio de los hermanos Dardenne, Jean Pierre y Luc, que nos introducen en el Thriller social.

          La historia comienza en un consultorio médico que regente Jenny (Adéle Haenel) donde tras atender al último paciente del día, mantiene una  conversación con el chico que tiene en prácticas. En ese momento suena el telefonillo y ella le dice que no abra, que ya han terminado la jornada, algo que no es habitual en ella, pues siempre está dispuesta para atender a cualquier enfermo. Al día siguiente recibe la visita de la policía quienes han encontrado el cadáver de una joven sin identificar, ella se presta a que vean todo lo grabado en las cámaras de seguridad, que tiene instaladas y cuál es la sorpresa al enterarse por la misma policía, que dicha chica fue quien tocó el día anterior al timbre. Jenny se siente culpable y decide investigar por su cuenta… ¿Quién es esa misteriosa joven, desconocida para ella, que llama a su consulta, nerviosa y al poco tiempo es asesinada?

          Jean-Pierre y Luc (Dos días, una noche) vuelven para sumirnos de nuevo en  los temas sociales y las problemáticas actuales, esta vez desde una perspectiva menos conocida, dentro de su filmografía. El remordimiento, el deseo de obtener el “perdón”, la búsqueda, la autocrítica… Todo ello lo convierten en un thriller cargado de emociones, sensaciones e intrigas, en el cual ante el asombro del espectador, se deja a un lado la importancia del cadáver como tal, para desviarlo al por qué, antes de saber el quién.

          La ética profesional del juramento hipocrático se convierte en un “juego” peligroso, hacia la doctora “detective”, encarándose a pacientes y vecinos sin buscar un culpable, sino a quien conteste a las preguntas que liberen su angustia, su deseo de exculparse, de volver a sentir el equilibro perdido sin saber cómo y seguir con su rutina, su vida, su dedicación a quienes precisan de ella.

          Una visión dura y descarnada de una sociedad retratada a través de la  fotografía de Alain Marcoen y por donde desfilarán la envidia, los celos, el abandono, la soledad, la fragilidad del cuerpo y del ser de la mujer, ante una sociedad machista, falta de escrúpulos y falsa moral.

          Sin duda lo mejor de toda la cinta es la interpretación de Adéle Haenel y ese empeño de alcanzar la verdad cueste lo que cueste, sin detenerse a que ella puede ser una víctima más. Un rastreo para su propia redención, logrando que se enfrente con madurez a este drama, donde tiene su parte negativa, pues los hermanos Dardenne no logran sorprendernos como en otras de sus obras, pero no por ello deja de ser un ejercicio inteligente e interesante de ser visionado.

          Mi nota es 7

          Recomendable para degustadores del cine de los Hermanos Dardenne.

          ESTRENO EN ESPAÑA: 3 de Marzo

          REPARTO: Adéle Haenel, Jérémie Renier, Olivier Gourmet, Thomas Doret, Fabrizio Rongione, Christelle Cornil.

          PRODUCTORA: Les Films du Fleuve

          DISTRIBUIDORA EN ESPAÑA: Wanda Visión

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada